Una turbina de viento portátil que ofrece un rendimiento inigualable para que los campistas puedan recargar sus dispositivos electrónicos en minutos.

El viento es la segunda fuente de energía limpia del mundo, pero la mayoría de la población no tiene acceso directo a ella. Los gigantescos aerogeneradores ya forman parte del paisaje de España, y se prevé que su implantación sea todavía mayor en un futuro, pero también existen soluciones mucho más pequeñas, ligeras y fáciles de montar. Es el caso de Shine Turbine, una nueva turbina portátil del tamaño de una botella de un litro, capaz de proporcionar la electricidad necesaria para cargar los dipositivos electrónicos de los aficionados a la acampada o en situaciones de emergencia.

Y es que perderse en el monte o pasar unos días aislado en el campo no está reñido con disponer de tu smartphone, portátil, tablet o altavoz portátil sin necesidad de buscar un enchufe gracias a este ingenioso invento. Creado por Aurea Technologies, Shine Turbine pesa un kilo y cuenta con una turbina de 40 vatios, lo que permite cargar los dispositivos o almacenar energía en su batería interna de iones de litio de 12.000 mAh (equivalente a cuatro cargas de un móvil) para su uso posterior.

Otra opción, para ir sobre seguro y no quedarse sin energía en el peor momento, es precargar Shine en casa enchufándolo a una toma de corriente, para que funcione como una batería externa al uso y no depender de las condiciones meteorológicas.

El producto, diseñado y fabricado gracias a una campaña de crowdfunding en Kickstarter, ya está disponible para su venta al público. Para empezar a cargar su batería necesita viento, obviamente, pero tampoco le hace falta una gran velocidad: con un viento de 8 kilómetros por hora, apenas una brisa ligera, empieza a generar energía. Alcanza su máxima potencia con vientos de 28 kilómetros por hora, suficiente para cargar un smartphone en 20 minutos.

La turbina ofrece la posibilidad de cargar tres dispositivos al mismo tiempo a través de cables USB. Sus aspas de alta eficiencia y su ligereza le permiten producir una potencia de 26 vatios por kilo, una relación potencia-peso superior a la de otros productos portátiles de energías renovables como los paneles solares, las estufas termoeléctricas o las turbinas hidroeléctricas.

Shine se puede utilizar de día o de noche, con lluvia o con nieve, cuando está nublado o cuando hace sol. Solo es necesario colocarlo sobre un trípode, desplegar sus aspas y empezar a producir energía limpia para uso personal, un viejo sueño de los ecologistas. Todos los componentes son plegables, pequeños y portátiles, para que su transporte sea cómodo y sencillo en cualquier terreno.

Detrás del diseño de Shine hay auténticos entusiastas de la sostenibilidad. «Para vivir de forma sostenible tenemos que replantearnos la forma en que creamos y utilizamos la energía«, afirma Rachel Carr, directora de marketing de Aurea Technologies y cocreadora del aerogenerador. «La sencillez del diseño de Shine, su instalación en dos minutos y su capacidad para generar y almacenar energía rápidamente consigue precisamente eso. Es un punto de inflexión que permite a la gente acceder a la energía eólica cuando está alejada de la red eléctrica».

Fuente: www.elespanol.com

Compartir

Artículos relacionados

Ver todos
  • El sistema diseñado por el estudiante de la Universidad de Oxford Stephen Goodwin Honan, ha sido nombrado la «idea que cambiará el mundo» en el Foro de Diseño Global. [...]

  • Más allá de toda creencia, hay un punto que todos consideramos verdadero: El agua es un elemento sagrado sin el que ningún ser vivo puede [...]

  • Nam lacinia arcu tortor, nec luctus nibh dignissim eu nulla sit amet maximus.